Seguidores

LO QUE LEO infantil

lunes, 30 de marzo de 2015

LAS ZANAHORIAS MALÉFICAS (AARON REYNOLDS) [ILUSTRACIONES: PETER BROWN]

* RECOMENDADO A PARTIR DE 5 AÑOS

Para la sección de infantil he encontrado otro maravilloso y divertido álbum ilustrado: "Las zanahorias maléficas" (VER FICHA LIBRO), de la editorial Picarona (VER WEB), especializada en cuentos infantiles.

El texto es de Aaron Reynolds (VER WEB), y las ilustraciones de Peter Brown (VER WEB).

El protagonista de este simpático cuento es el conejito Jasper, a quien le encanta comer zanahorias a todas horas.

Sus zanahorias preferidas son las que crecen en el campo de los Saltamontes Locos, por lo que varias veces al día este pequeño y comilón conejo pasa por ese campo para arrancar las zanahorias que se quiere comer. Hasta que un día siente que varias zanahorias lo persiguen y lo vigilan a cada instante, unas zanahorias maléficas.

Aterrado no consigue hacer nada sin asustarse, ni dormir. Grita cada vez que cree ver una de esas zanahorias maléficas, y sus padres intentan calmarlo, diciéndole que son imaginaciones y pesadillas suyas. Pero Jasper no descansará tranquilo hasta asegurarse de que no lo persigan más las zanahorias maléficas que él está seguro de ver. Para ello tiene un plan.

Y claro, si queréis saber qué se le ha ocurrido a Jasper, y si es verdad o no que existen esas maléficas zanahorias, os recomiendo que leáis este divertido cuento de terror.

Está encuadernado en cartoné, y cuenta con un texto breve de acompañamiento a unas grandes y simpáticas ilustraciones, a tres colores, como la de la portada. El ilustrador utiliza el blanco y negro (como si se tratase de una película clásica de terror) para dar vida al miedo de Jasper, reservando el llamativo naranja para la parte más divertida: las zanahorias.

Os dejo un vídeo en inglés que he encontrado del ilustrador del cuento, explicando un poco la historia y en qué se ha basado para su trabajo:

The Creepy Carrots Zone from Peter Brown on Vimeo.

RECORDATORIO: Sorteo activo en el blog.

sábado, 28 de marzo de 2015

LA FELICIDAD DE LOS DÍAS TRISTES (JORGE BUCAY)

Hoy escribo sobre el quinto libro que edita Comanegra (VER WEB) dentro de la colección* "Emociones" (VER COMPLETA), que está actualmente compuesta por nueve libros, de los cuales yo he leído y reseñado ya anteriormente: "La ley del espejo" (Yoshinori Noguchi), "Los cerezos en diciembre" (Ariel A. Almada), "El principio del círculo" (Michi Kobayashi), "El tiempo del loto" (Tew Bunnag) y "El camino del amor" (Eva Mengual).

[* Muy bonita y cuidada, por cierto.]

"La felicidad de los días tristes" (VER FICHA LIBRO), y en la línea de los mencionados antes, es un cuento con reflexiones, en tono de aprendizaje, que os invito a leer* si os interesa el tema que trata.

[* Como todos los de la colección, que están muy bien.]


Es, y también como sus compañeros de colección, un relato corto, a modo de cuento con moraleja, que, en esta ocasión, se centra en la importancia de descubrir nuestros verdaderos sentimientos como clave para ser más felices.

En sus páginas encontraréis la historia de la abuela de Lucía, la niña que narra el cuento; una mujer mayor a la que Lucía apenas ha visto dos ratos en su vida, y que un día tiene que mudarse a vivir con ella y su madre. Su abuela es terca y de carácter agrio pero Lucía descubrirá que no siempre fue así, y nos mostrará que, muchas veces, tras una dura fachada sólo se esconde la pena y un alma herida.

En esta ocasión es el conocido psicólogo y escritor argentino Jorge Bucay* quien firma el libro.

[* De quien yo no había leído aún nada anteriormente.]

Hasta ahora es el que menos he disfrutado de la colección. Bucay me ha resultado algo difícil y no he conectado nada con él.

FRASES SUBRAYADAS:

"Se piensa que el corazón es el lugar donde dejamos que anide el amor, y posiblemente sea cierto."

"Cuando una pérdida nos sacude de pronto, el corazón se lastima y cree morir."

"Después de una herida muy grande, cada uno actúa como puede."

"- Pero la vida es luchar, abuela [...].
- Pues entonces yo siento que ya he vivido bastante."

Recuerda que puedes enviarme tu propia opinión de este libro.


RECORDATORIO: Sorteo activo en el blog.


jueves, 26 de marzo de 2015

EL CONTADOR DE CUENTOS (SAKI) [ILUSTRACIONES: ALBA MARINA RIVERA]

* RECOMENDADO PARA NIÑOS Y ADULTOS

Al genial Saki (WIKIPEDIA) lo descubrí hace algún tiempo ya con una maravilla de libro de relatos cortos: "Reginald", que aprovecho y vuelvo a recomendar.

Me gustó tanto este escritor que me hice con varios libros suyos, siendo uno de ellos uno de sus cuentos más conocidos: "El contador de cuentos" (VER FICHA LIBRO); todo un clásico de la literatura inglesa.

Este precioso cuento del que hoy escribo es de la editorial "ekaré" (VER WEB), que he descubierto hace nada a pesar de que llevan publicando libros infantiles y juveniles desde que nací, 1978. Os recomiendo que visitéis su catálogo porque merece la pena. Ya veis la maravilla que he encontrado yo: este original "contador de cuentos". Cuya edición, además, es un lujo. Tiene formato de álbum apaisado y hay que sacarlo de una carcasa con forma de vagón. Al sacarlo, y como la carcasa exterior está troquelada, da la sensación de que el vagón está en movimiento*.

[* Eso, o se me va demasiado la pinza con los libros infantiles.]

En este cuento, Saki nos lleva a un vagón de tren. En él se encuentran una señora muy estirada, con sus tres revoltosos sobrinos, y un señor ajeno a esta familia que intenta leer. A la señora no se le dan nada bien los niños, la verdad, y en un determinado momento, y para callarlos un poco, el desconocido señor que comparte con ellos vagón decide contarles un cuento. De este cuento poco voy a contar para que así podáis descubrirlo sobre la marcha, como yo, pero es muy divertido. Os recuerdo, eso sí, que a Saki le gustaba reírse de las estrictas normas y etiquetas victorianas típicas de la época en la que vivió

Las maravillosas ilustraciones son de Alba Marina Rivera (VER WEB). Yo la he conocido con este cuento, y ya la adoro. Los personajes que crea parecen hechos de madera. Os invito también a visitar su web para conocer su trabajo.

Al final del cuento hay un apartado explicando un poco la vida y obra de Saki, y también de la ilustradora. A mí, este pequeño gesto de la editorial me gusta, pues son muchas las veces que, tras leer un libro, quiero saber algo más de quien lo escribe o ilustra, y he de tirar de internet para buscar información. Por eso agradezco que ellos mismos incluyan datos de interés al final del cuento.

Aquí podéis ojearlo:



RECORDATORIO: Sorteo activo en el blog.

martes, 24 de marzo de 2015

CÓMO SOBREVIVÍ A LA MADRE DE PAVLITO (CON UVE) (MARÍA FRISA)

Vuelvo a recomendar una lectura con mucho humor. Risas, sonrisas, e incluso carcajadas, están aseguradas con esta novela sobre la que hoy escribo: "Cómo sobreviví a la madre de Pavlito (con uve)" (VER FICHA LIBRO).

La protagonista de esta divertida novela es María, una "cuarentañera" trabajadora, casada, y madre de dos hijos. Una mujer muy normal, vamos. María, a lo largo de más de trescientas páginas*, o lo que es lo mismo, lo que dura uno de los cursos escolares de su pequeño hijo Hugo, nos contará su rutina diaria.

[* Que os aseguro que saben a poco.]

Por ejemplo, en el trabajo: María es psicóloga y trabaja en un gabinete psicológico, tiene una jefa algo cabrona y compañeros de todo tipo. Y claro, además están los lunes, todos los lunes de todos los meses de todos los años; días en los que María tiene un humor de perros siempre.

O su día a día en su casa: Ya he comentado que María está casada y tiene dos hijos. Miguel es su marido: un santo a veces y tonto otras, según le pille a María. Sara es su hija mayor, y es la típica adolescente que empieza a necesitar su espacio; espacio para dejar su ropa y zapatos tirados, espacio para escuchar música, espacio para conectarse a internet, espacio para maquillarse aunque sea para bajar la basura, ..., ese tipo de espacio. Y Hugo es su hijo pequeño. Con él todo iba bien hasta que fue al cole y en su clase cayó un tal Pavlito (con uve). Contra Pavlito (con uve) María no tiene nada pero sí contra su ¿rara? ¿perfecta? ¿idiota? madre. Y bueno, en el apartado familiar son de obligada mención especial esos miembros de la familia que, aunque no quieras, están ahí a diario, y que en el caso de María son sus padres y su hermana, y la madre y la hermana (con marido e hija) de Miguel.

Y claro, también está ese otro día a día de María: el tiempo que pasa (ya sea físico, mental o vía "wasap") con las madres de los niños del colegio de Hugo, y en especial, y para su desgracia, con la madre de Pavlito (con uve).

¡Y casi se me pasa! También está ese día a día de María consigo misma: sin saber qué hacer con su familia a veces, o con sus kilos de más, o con la de frases que salen por su boca en los momentos menos adecuados.

Todos estos personajes, junto con la perfecta maestra de ceremonias que es nuestra protagonista María, darán momentos muy divertidos a lo largo de esta novela. Novela que no cuenta nada nuevo al fin y al cabo, y que sorprende (al menos a mí, claro) justo por eso: por contar cosas tan sencillas, y crear pensamientos y situaciones en los que fácilmente nos reconoceremos.

Una lectura que recomiendo, por divertida y sencilla.

El único "pero": algunas erratas y el papel en que está impreso. ¿El papel?, diréis (si es que alguien lo dice). Pues sí, y es que muchas páginas se me han roto un poco o arrugado solamente al pasarlas, de fino que es. Así que, dicho queda.

FRASES SUBRAYADAS:

"La condenada corre un montón porque antes era runner y al convertirse en madre evolucionó a runner mom (vamos, que trotaba por las calles empujando el carrito con el niño dentro, igual que las demás, pero adrede y vestida con ropa de deporte) [...]"

"Padece un síndrome gravísimo para el que aún no se ha encontrado ninguna cura, el de la Abeja: personas que se creen reinas y sólo son bichos."

"Lunes y llego tarde al gabinete, tan tarde que ya no es llegar tarde, es otro concepto."

"Precaución al elegir el nombre de tus vástagos, evita los arrebatos de originalidad, los destellos de sapiencia y las haches intercaladas. Hay niños que gracias a unos padres inspirados ni siquiera necesitan mote en el colegio."

"A pesar de ser madre, todavía puedes disfrutar de "La hora feliz", aunque cambia ligeramente el concepto y ahora, en vez de cerveza barata de ocho a diez, "La hora feliz" es el ratito que va desde que consigues encerrar a tus hijos en su cama hasta que se te cierran a ti los ojos."

"Si vas a hacer dieta un mes entero, mejor que sea febrero, que es más corto."

"Al quinto día he perdido kilo y medio de grasa y todo mi sentido del humor. A los diez días he perdido casi dos kilos de grasa, todo mi sentido del humor, las fuerzas y las ganas de vivir."

"[...] si hay un líquido que ablande el corazón de una madre, ese no es el ácido (ni el gin-tonic, aunque a veces lo parezca), es el llanto de su hijo [...]"

"[...] por los orfidales que el médico le receta a la madre de Marcos para olvidar que su marido decidió que a los cuarenta y cinco era hora de empezar a vivir (de empezar a vivir sin su mujer y sus dos hijos, se entiende) [...]"

"A veces la manera más eficaz de tomar una decisión difícil es echar a suertes quién es la "valiente"."

"Los psicólogos, para que la clientela no decaiga, hemos bautizado con la palabra síndrome (que la oyes y te da el cague) a cosas que han existido de toda la vida sin que ocurriera nada."

"Faltan dos minutos para la siguiente clase de mi programa: zumba. Considero que ya me zumban bastante los oídos, así que la doy por hecha."

"Estoy tan ricamente tirada en el suelo en un charco de sudor, sin molestar a nadie, cuando se acerca un monitor.
Hay personas a las que les jode ver a los demás felices y les gusta incordiar."

"Bajo en el ascensor con un peso en el estómago. Es la culpa."

"Subirte a una silla a brindar no puede considerarse montañismo. Y no, fumar hierba no es lo mismo que ser ecologista."

"[...] la familia es esa gente a la que tú no eliges (especialmente la parte de la familia de tu marido que, por alguna extraña casualidad, siempre, siempre, resulta ser más insufrible que la tuya) [...]"

"¿Cambiar de carril? ¿A eso llamas cambiar de carril? Joder, yo lo llamo lanzarte en picado contra el coche de al lado [...]"

"Le río la gracia porque he conseguido ese puntito casi mágico que proporciona el consumo moderado de vino y me siento entre sedada y flotante, maravillosamente ajena."

"[...] uno de los efectos secundarios del prudente consumo de vino es un ligero desenfoque [...]"

"Inspiro fuerte y expiro, dos veces. Ya es mala suerte que no reviente nunca ..."

Recuerda que puedes enviarme tu propia opinión de este libro.

RECORDATORIO: Sorteo activo en el blog.